Asaja de queja de la inutilidad de las ayudas a las pequeñas explotaciones

ASAJA denuncia la ineficacia de las ayudas a pequeñas infraestructuras y a bienestar animal

Desde ASAJA exigimos a la Administración que erradique la ineficacia administrativa, que penaliza gravemente a los agricultores y ganaderos

La Orden que regula dichas ayudas contiene más de de 20 errores de bulto cuya corrección aún no ha sido publicada en el BOJA. Caótica, ambigua y plagada de errores. Así se ha publicado en el BOJA la tan esperada Orden de la Consejería de Agricultura por la que se convocan las ayudas para inversiones no productivas y las ayudas al bienestar animal, enmarcadas dentro del Plan de Desarrollo Rural 2007-2013

 Estas ayudas, que se concederán por primera vez, resultan imprescindibles, ya que suponen un pequeño alivio para sectores duramente azotados por la crisis, como la ganadería extensiva, y suponen una de las pocas inversiones de carácter individual otorgadas al empresario agrícola.

 La Orden incluye algunas actuaciones subvencionables de gran interés como la instalación de mangas de manejo del ganado (para controlar el paso del ganado por la explotación), la construcción de charcas artificiales, la adquisición de depósitos de agua, la reparación de muros de contención o la instalación de comederos y bebederos para el ganado.

 Sin embargo, los errores contemplados en la Orden pueden contarse por decenas, lo que está dificultando el correcto trámite para proceder a la solicitud de estas ayudas, cuyo plazo concluye el próximo 22 de julio ntre estos errores figuran las ayudas para compra de un depósito de agua “de 500.000 metros cúbicos” como mínimo (en lugar de 500.000 litros), lo que equivaldría prácticamente a un pantano, o las ayudas para la construcción de una manga de manejo del ganado “con una longitud mínima de 50 metros”, que excede diez veces la medida habitual (debería decir “5 metros”).

 Desde ASAJA exigimos a la Administración un cambio urgente en su manera de gobernar. Lo que ha ocurrido con esta Orden denota una ineficacia inadmisible en una Administración pública, por lo que nos hemos dirigido a la directora general de Producción Agrícola y Ganadera de la Junta de Andalucía, Judith Anda, a quien hemos instado no sólo a que se corrijan todos los errores denunciados, sino a que se amplíe el plazo para que los agricultores y ganaderos puedan acogerse a estas ayudas.

 De lo contrario, de nuevo se convertirían en los “paganos” de esta pésima gestión administrativa que estamos hartos de padecer.

Fuente: Agroterra.